La sonda que se enviará a la superficie marciana, cuyo programa está atrasado y excedido de presupuesto, podría necesitar más dinero para ser lanzada en noviembre, hallaron los auditores de la agencia espacial.

La noticia aparece en un informe difundido el miércoles por el inspector general de la NASA.

Aunque los encargados del proyecto han solucionado la mayoría de los problemas que causaron una demora de dos años en la misión, los auditores hallaron obstáculos significativos para su realización.

El Laboratorio de Ciencia Marciana debe ser el más avanzado enviado a la superficie del planeta rojo. Desde el comienzo, la misión se ha visto dificultada por complicaciones que la han demorado y aumentado los costos. El costo ha subido a 2.500 millones de dólares de los 1.600 millones iniciales.

La inspección interna de la NASA culpó a los directivos del proyecto por subestimar rutinariamente los costos y calculó que harían falta otros 44 millones de dólares para evitar otra demora o una cancelación.

La sonda, llamada Curiosity, es una versión modernizada de los robots Spirit y Opportunity. Esencialmente es un laboratorio con ruedas que lleva instrumental para analizar rocas y suelo marcianos a fin de determinar si las condiciones ambientales fueron alguna vez favorables para permitir formas primitivas de vida.

Curiosity debía llegar a Marte en 2009, pero problemas durante su construcción obligaron a la NASA a postergar el programa dos años, cuando las órbitas de Marte y la Tierra volvieran a estar alineadas.

Los ingenieros tuvieron que rediseñar el protector térmico después que falló las pruebas de seguridad. También hubo demoras en el envío de instrumentos a la NASA y tomó más de lo planeado construir y probar el mecanismo que permite al vehículo movilizarse y operar su brazo robot.

Otra demora en el lanzamiento podría aumentar los costos en al menos otros 570 millones de dólares, advierte el informe.

En contraste con las sondas marcianas anteriores — que llegaron a la superficie de ese planeta acolchadas dentro de bolsas de aire que las hacen rebotar hasta detenerse_, Curiosity, impulsada a energía nuclear, usará un sistema de descenso de precisión para bajar gentilmente hasta la superficie.

___

En internet:

Misión Curiosity: http://www.nasa.gov/mission_pages/msl/index.html

___

Se puede seguir a Alicia Chang en: http://twitter.com/SciWriAlicia