La congresista federal Gabrielle Giffords tiene problemas para encontrar las palabras adecuadas y formar oraciones, y no está claro, cinco meses después de que recibió un tiro en la cabeza, si podrá reanudar alguna vez su trabajo en el Congreso, dijo una asesora en una entrevista publicada el jueves.

La entrevista con Pia Carusone, directora de la oficina de Giffords, fue publicada por el diario Arizona Republic, y aporta la información más actualizada sobre el estado de la legisladora desde que resultó herida en un ataque a tiros en Tucson, que dejó seis muertos y decenas de heridos, el 8 de enero.