Sucesivos empates. Un nivel de juego que no despierta entusiasmo. ¿Cómo encontrar el gol?

Reinaldo Rueda aún no cumple un año como técnico de Ecuador, pero las dificultades se la acumulan y se le termina el tiempo para despejarlas con la Copa América a menos de un mes.

El empate del martes 1-1 contra Grecia en Nueva York fue el sexto de Ecuador desde que el entrenador colombiano comenzó en agosto pasado con una victoria ante México. Sólo ha ganado dos partidos.

Rueda ha tomado las riendas de un equipo que busca consolidar un nuevo núcleo de jugadores tras perderse la Copa del Mundo del año pasado en Sudáfrica, ausencia que fue la primera tras dos participaciones consecutivas.

La falta de resultados positivos ha derivado en críticas a Rueda, pero el técnico enfatiza que hay que tener paciencia con lo que llama el "relevo generacional" en la selección tras el adiós de históricos como Agustín Delgado y Ulises de la Cruz.

"Hay que apostarle a eso. Nos va costar dolor, nos va costar lágrimas", dijo Rueda. "Hay que ser sensatos. Ecuador no fue, durante 10 años, a ningún mundial juvenil. Durante 10 años, no posicionó una selección Sub20 a nivel continental, a nivel mundial".

Rueda destacó el ejemplo de Frickson Erazo, el zaguero que anotó el gol de la igualdad frente a Grecia, al mencionar que apenas completó su tercer partido con la selección.

Da la impresión que Rueda piensa más en las próximas eliminatorias mundialistas que en la Copa América de Argentina, donde Ecuador enfrentará en primera ronda a Paraguay, Venezuela y al campeón vigente Brasil.

"Hay muchos buenos jugadores, pero sin esa experiencia internacional", señaló Rueda. "Hay que apostarle a eso (al relevo), y al final Ecuador va a tener hombres jóvenes que van a tener experiencia antes de llegar a la eliminatoria".

El punto fuerte del equipo está en su mediocampo en el que sobresalen Antonio Valencia (Manchester United de Inglaterra), Cristian Noboa (Rubin Kazán de Rusia) y Michael Arroyo (San Luis de México).

Rueda admite que al equipo le falta mejorar en la definición: "No tenemos muchos hombres con gol", señaló.

Sus opciones son Felipe Caicedo (Levante de España) y Christian Benítez (América de México), aunque el primero cerró la temporada con problemas musculares.

"El equipo está ordenado y se puede ninguna selección le pasa por encima a Ecuador ... sabemos que vamos a mejorar el potencial ofensivo", resaltó.

Ecuador completó dos semanas de trabajo en Norteamérica, donde también empató con México (1-1) y Canadá (2-2) en los otros amistosos de su gira.

Los jugadores estarán los próximos 10 días con sus clubes ecuatorianos y luego se abocarán a la recta final de la preparación para la Copa América.

El torneo continental es uno en el que Ecuador nunca ha hecho gran ruido. El cuarto lugar en 1959 y 1993 es lo mejor que ha conseguido.

Amén de su proyecto a largo plazo, Rueda no descarta dar el golpe en Argentina: "Ha sido un torneo esquivo en el que Ecuador nunca ha tenido una gran figuración por múltiples factores, y ese es el reto grande que tenemos ahora".