Autoridades en Filadelfia, Washington y la región central de la costa atlántico de Estados Unidos emitieron alertas el miércoles por temperaturas altas que amenazan con romper récords en todo el país y que han contribuido a varias muertes.

El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó una ola de calor con temperaturas de casi 38 centígrados (100 grados Fahrenheit). Los meteorológicos advierten que el calor se sentirá aún más fuerte por la humedad y un sistema de alta presión que estará sobre la costa oriental y los estados del sureste hasta el jueves.

"Estamos pronosticando un récord cercano a los 98 grados Fahrenheit (37 centígrados)", que se registraron en la capital estadounidense en 1999, dijo Brandon Peloquin, un meteorológico del Servicio Meteorológico Nacional.

Lo normal para la ciudad en esta época del año es que las temperaturas no sobrepasen los 28 centígrados (82 grados Fahrenheit).

Sin embargo, faltan dos semanas para que el verano empiece oficialmente en la región.

La temperaturas altas contribuyeron a la muerte de cuatro personas de edad avanzada en Maryland y Tenesí en los últimos días.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió un alerta de calor para la región de Baltimore y Washington DC, así como otra advertencia por calor excesivo para Filadelfia, donde se pronostican temperaturas similares. También se emitieron avisos de calor para partes de Ohio, Indiana y Michigan.

Las autoridades difundieron además avisos de calidad del aire en partes de la región, incluyendo Nueva Jersey.

Las autoridades advirtieron que los niveles del ozono podrían causar problemas para los niños, personas de edad avanzada y aquellos con problemas respiratorios. El Departamento de Salud del estado dijo que los hombres entre 65 y 84 años son el grupo que se hospitaliza con más frecuencia cada año por exposición al calor.

La escuelas públicas en Filadelfia y partes de Nueva Jersey recortaron sus días escolares debido a las crecientes temperaturas.