Un ciudadano estadounidense que vive en Costa Rica fue un participante clave en una investigación sobre las compañías de póquer en línea, al ayudar a las empresas a mover miles de millones de dólares en ganancias ilegales por apuestas que provienen de clientes estadounidenses en el extranjero, dijo el miércoles un fiscal federal a un juez.

Ira Rubin, de 52 años, fue detenido sin derecho a fianza por el juez federal James Cott. Un fiscal dijo que Rubin tenía una historia delictiva casi ininterrumpida desde la década de 1970.

El fiscal también dijo que pesa en contra de Rubin un fallo de ocho millones de dólares de parte de la Comisión Federal de Comercio a causa de un negocio de procesamiento de pagos que operó de 2003 a 2006, vinculado a un fraude por telemercadeo.

Rubin fue detenido a principios de este año en Guatemala, mientras se preparaba para viajar a Tailandia, donde iba a hacer un depósito para una vivienda. Fue una de las 11 personas acusadas en abril en un proceso que cerró las tres mayores compañías de póquer en línea que operaban en Estados Unidos.

Stuart D. Meissner, el abogado de Rubin, dijo que su cliente no planea huir y quiere enfrentar los cargos, que incluyen conspiración, violación de la prohibición de apuestas ilegales en Internet y operar negocios ilegales de juego. Meissner dijo que el contrato de arrendamiento de la vivienda en Tailandia fue firmado "mucho antes de que la acusación apareciera".

Los cargos conllevan una pena de prisión potencial de 85 años. Meissner calificó la evidencia como "altamente cuestionable."

Cott citó los antecedentes penales de Rubin y los cargos que enfrenta o ha enfrentado en Nueva York, Massachusetts, Misurí, Nevada, Florida y Virginia como razones para dudar de su comparecencia al juicio.

"No tengo más remedio que detener al acusado", dijo Cott.

El fiscal asistente Arlo Devlin-Brown dijo que Rubin creó decenas de firmas fachada para las compañías de póquer en línea y así procesó a través de los bancos cientos de millones de dólares, una porción de los 3.000 millones de dólares que el gobierno calcula que transfirieron ilegalmente las compañías de póquer.

___

Larry Neumeister está en twitter como http://twitter.com/Lneumeister