La Asamblea Nacional aprobó el martes en primera discusión un proyecto de ley que eleva en 86,5% el techo del endeudamiento al que podrá recurrir este año el gobierno, en medio de críticas de opositores que consideraron como "irresponsable" el recurrir a nuevas deudas ante los altos precios petroleros y el importante crecimiento de la deuda pública.

El congreso, dominado por aliados del gobierno, aprobó por mayoría simple en un primer debate un proyecto de ley especial de endeudamiento complementario que introdujo la semana pasada el presidente Hugo Chávez para llevar a 97.000 millones de bolívares (22.558 millones de dólares) el límite de créditos públicos, indicó esa dependencia en un comunicado.

El gobierno fue autorizado inicialmente por la Asamblea Nacional para endeudarse sólo hasta 52.000 millones de bolívares (12.000 millones de dólares), pero Chávez presentó la nueva petición para ampliar el tope del endeudamiento en 45.000 millones de bolívares (10.465 millones de dólares).

La nueva legislación será sometida en los próximos días a una segunda discusión para su aprobación final.

Chávez defendió el nuevo tope de endeudamiento asegurando que será empleado para financiar los planes masivos de construcción de vivienda, de creación de nuevos empleos y de desarrollo del sector agrícola que está impulsado el gobierno para los próximos años.

"Las necesidades de nuestro pueblo hay que resolverlas de manera inmediata y no hacer como ellos (la oposición) hicieron en el pasado que no vieron ni se preocuparon por los pobres", afirmó el diputado Ricardo Sanguino al justificar el apoyo de los 97 diputados oficialistas a la ampliación del endeudamiento público.

El bloque opositor, integrado por 68 diputados, rechazó el nuevo tope de endeudamiento público alegando que "viola" la Constitución, y que es "irresponsable" asumir nuevas deudas ante el alza que ha tenido el precio del barril petrolero que está sobre los 100 dólares.

Venezuela es uno de los principales productores de crudo del mundo. El gobierno sostiene que el país está generado 3 millones de barriles diarios pero algunas organizaciones independientes como la OPEP aseguran que la producción está alrededor de 2,2 millones de barriles al día.

El diputado opositor Alfonso Marquina dijo, durante la sesión legislativa, que no estaba claro en qué invertirá el gobierno el nuevo endeudamiento y aseguró que la oposición no daría a Chávez "cheques en blanco para que se siga despilfarrando el dinero de los venezolanos".

A pesar del alza de los precios del petróleo de los últimos años el gobierno de Chávez ha ido incrementando la posición de la deuda pública.

Entre finales de 2008 y el primer trimestre de este año la deuda externa del país suramericano registró un salto de 66% al pasar de 46.652 millones de dólares a 77.495 millones de dólares, según registros del Banco Central de Venezuela.