Una fuerte explosión se escuchó hoy martes en Trípoli en la zona de Bab el Aziza, donde se encuentra el complejo residencial de Muamar al Gadafi, al tiempo que una gran columna de humo gris se elevaba en el área, informó la cadena de televisión catarí Al Yazira.

Los ataques de la OTAN en la capital libia se han multiplicado en los últimos días y el complejo de Bab el Aziza ha sido bombardeado en varias ocasiones desde el inicio de las operaciones aliadas.

Se trata de un nuevo ataque a la luz del día en la capital libia, después del efectuado ayer lunes en varias zonas de la ciudad.

En los primeros meses de su operación en Libia, los aviones de la OTAN realizaban sus ataques casi exclusivamente tras ponerse el sol, pero en los últimos días han intensificado las operaciones diurnas.

El 28 de mayo pasado aviones aliados bombardearon también poco antes del mediodía las cercanías del palacio de Gadafi en Trípoli.

La pasada noche los aviones aliados atacaron igualmente algunas zonas de la capital, entre ellas el barrio de Al Karama, informó la televisión estatal libia.

Según la OTAN, las operaciones del lunes a la luz del día tuvieron por objetivo un centro de comunicaciones de las tropas de Gadafi, mientras que los medios libios afirmaron que fue alcanzada la sede de la radiotelevisión estatal.

Entretanto, los rebeldes libios aseguraron hoy haber tomado la ciudad de Yafran, en el oeste del país y a sólo cien kilómetros de Trípoli.

Yafrán permanecía desde el inicio del conflicto en manos de las fuerzas de Gadafi.