El jefe del Servicio Sanitario de Rusia, Guennadi Oníschenko, se reunirá hoy con representantes de la Comisión Europea con los que abordará el brote infeccioso que ha causado al menos 22 muertos en Alemania y llevó a Rusia a prohibir la importación de verduras europeas.

"Intercambiaremos opiniones sobre la situación y las medidas que se adoptan para controlar el brote", dijo Oníschenko, citado por la agencia Interfax, al anunciar la reunión, que -precisó- se celebrará a iniciativa de la parte europea.

La víspera, el mismo funcionario había expresado que Moscú no está satisfecha con las explicaciones sobre las causas y la magnitud de la emergencia sanitaria que hasta ahora ha ofrecido la Unión Europea.

El veto impuesto por Rusia a las importaciones de verduras ha sido tachado de "medida desproporcionada" por la Unión Europea, con cuyos líderes se reunirá este viernes el presidente ruso, Dmitri Medvédev.

Representantes europeos han declarado la conveniencia del levantamiento de la prohibición antes de esa cumbre Rusia-UE, que se celebrará en la ciudad rusa de Nizhni Novgorod.