Serena Williams volverá a las canchas la próxima semana, después de un año de ausencia debido a una lesión, cuando participe en el torneo Eastbourne, una señal de que estará en condiciones para defender su título en Wimbledon.

Una declaración de su representante difundida el martes en Estados Unidos dijo que Williams competirá en el torneo sobre césped que tradicionalmente sirve de calentamiento para Wimbledon, que comienza el 20 de junio.

La tenista no ha jugado en torneos desde que ganó su 13er título en sencillos de torneos del Grand Slam en el All England Club en julio del año pasado.

"Estoy muy emocionada de estar bien de salud para poder competir nuevamente. Estos últimos 12 meses fueron extremadamente difíciles y me sirvieron para fortalecer mi carácter. Tengo mucho de que estar agradecida. Estoy agradecida con mi familia, amigos y aficionados por todo su apoyo. Serena está de regreso", dijo Williams a través de un comunicado.

Poco después de participar en ese evento Williams se cortó un pie al pisar un vidrio accidentalmente en un restaurante en Alemania y necesitó de dos operaciones para reparar la herida.

A la tenista estadounidense de 29 años se le detectaron coágulos en un pulmón en febrero. Después de eso, indica, requirió tratamiento por un hematoma — una acumulación de sangre bajo la piel — en su estómago.

Regresó a los entrenamientos en abril, lo que anunció por medio de mensajes en Twitter.

Williams ha ganado cuatro veces el título de Wimbledon — en 2002, 2003, 2009 y 2010 — y en 2002 y 2003 ganó los cuatro títulos de torneos del Grand Slam de forma subsecuente en lo que ella misma consideró en su momento el 'Serena Slam'.

La hermana mayor de Serena, Venus Williams — siete veces campeona de torneos del Grand Slam en sencillos, también regresa a la actividad luego de una ausencia obligada por una lesión. Venus ha estado alejada de las canchas desde que se lesionó la cadera durante el Abierto de Australia en enero, pero su representante dijo el mes pasado que ella se preparaba para jugar en Eastbourne y Wimbledon.

En este último torneo, las hermanas Williams se han combinado para ganar nueve de los últimos 11 campeonatos. Durante esa racha, las hermanas se han enfrentado entre sí en cuatro de las finales en el All England Club.