Concejales y activistas pidieron el martes a las autoridades municipales que no reduzcan los 4,5 millones de dólares que ayudan a los inmigrantes de la ciudad a aprender inglés y recibir asesoría legal y laboral.

Unas 200 personas se plantaron frente a las puertas del ayuntamiento para exigir que se mantenga el presupuesto del programa Immigrant Opportunities Initiative (IOI, por sus siglas en inglés).

Los manifestantes dijeron que miles de inmigrantes se verían afectados por los recortes. La iniciativa financia clases de inglés, servicios legales de inmigración y servicios de ayuda para trabajadores con pocos recursos.

Un total de 112 organizaciones que ofrecen estos servicios dejarían de recibir o verían reducidos los dólares que reciben del programa.

Gustavo Carriel, un ecuatoriano de 57 años que trabaja en un estacionamiento de vehículos, dijo que está aprendiendo inglés y preparándose para convertirse en ciudadano estadounidense en el centro Emerald Isle, en el condado de Queens. La organización recibe dinero de IOI.

"Los fondos se están acabando y no hay dinero para mantenerlo. Es una pena porque me han enseñado muchas cosas. No sólo yo, muchos hispanos lo necesitan", dijo Carriel, sosteniendo un cartel que decía "Immigrants are NY" (Los inmigrantes son Nueva York.)

El presupuesto total de casi 66.000 millones de dólares de la ciudad será aprobado el 30 de junio. El Consejo Municipal es quien controla el programa y este año enfrenta dificultades económicas que no permitirán financiar todos los servicios municipales.

La presidenta del Concejo Municipal, Christine Quinn, dijo el martes que no se descartarán servicios importantes para la comunidad.

"El Concejo Municipal está comprometido a asegurar que los servicios y programas básicos son una prioridad de su presupuesto", dijo Quinn. "Con eso dicho, nuestras negociaciones con la administración continúan".

Los activistas dijeron que 4,5 millones de dólares son una parte diminuta del presupuesto total y que por eso no deberían tocarse.

"Sin acceso a los servicios legales gratuitos financiados por IOI, miles de inmigrantes no serán capaces de obtener los beneficios derivados de la legalización de su estatus u obtener autorizaciones de empleo o ser elegibles para otros servicios vitales", dijo Roxanna García, abogada del Grupo de Asistencia Legal de Nueva York (New York Legal Assistance Group).

El concejal dominicano Ydanis Rodríguez dijo que él nunca sospechó que pasaría de hacer bocadillos en una tienda de comestibles a graduarse de la universidad y ser miembro del gobierno municipal y que debe eso a la ayuda que recibió en sus estudios de inglés y programas de ayuda.

"Es nuestra responsabilidad asegurarnos de que restauramos gran parte de esos casi cinco millones de dólares que se les piensa recortar a los servicios de inmigración", dijo Rodríguez. "Esto es crucial para los padres y madres de familia. Tenemos que asegurarnos que los adultos aprenden lo básico del inglés para poder comunicarse con su hijos que han nacido en esta nación".

Se espera que la aprobación del presupuesto municipal para el próximo año fiscal entre en vigor el 1 de julio.

__

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens