La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, formalizó hoy su solicitud para que el Congreso investigue al congresista neoyorquino Anthony Weiner, quien ha desatado un escándalo tras el envío en internet de una foto suya en calzoncillos.

Pelosi, que ya el lunes expresó su "decepción" ante la conducta del legislador demócrata, envió hoy una breve carta al Comité de Etica de la Cámara baja para que investigue si Weiner violó los reglamentos de ética del cuerpo legislativo.

Por su parte, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, afirmó que la conducta de Weiner es indefendible.

"Conozco al congresista Weiner. Cómo quisiera que hubiese alguna manera de defenderlo, pero no puedo", dijo Reid.

El lunes, en una lacrimógena rueda de prensa en Nueva York, Weiner admitió su conducta "indebida" con seis mujeres a través de Facebook, y que fue él mismo quien envió a una estudiante universitaria una foto suya en calzoncillos, a través de su cuenta en Twitter.

Desde el pasado 27 de mayo, Weiner había negado que la foto fuese suya e insistió en que su cuenta había sido infiltrada por un pirata informático y que la imagen posiblemente fue alterada.

Weiner se vio obligado a hacer su confesión pública después de que la página web RadarOnline.com divulgase un mensaje explícitamente sexual que el legislador supuestamente envió a una mujer a través de Facebook.

El legislador pidió disculpas por los "errores terribles" y el "dolor" que el escándalo ha causado a su esposa Huma Abedin, a sus colegas y empleados, pero afirmó que no piensa renunciar al cargo como representante del distrito número 9 en Nueva York.

Sin embargo, varios líderes demócratas apoyan la solicitud de Pelosi para que se investiguen las acciones de Weiner.

El presidente del Comité para la Campaña Electoral Demócrata del Congreso, Steve Israel, dijo que la conducta de Weiner es una vergüenza "para él mismo, para su familia, y para la Cámara baja", y por eso apoya la investigación.