El encargado de formar Gobierno en Portugal, Pedro Passos Coelho, quiere crear una nueva institución independiente del Ejecutivo que se encargue de vigilar las finanzas públicas del Estado, la regiones y los ayuntamientos.

En una entrevista publicada hoy por el diario económico francés "Les Echos", Passos Coelho explica que Portugal necesita ser "transparente de cara a los mercados" y para ello anunció "la creación de una autoridad presupuestaria independiente del Gobierno creada por las instituciones independientes en Portugal, que son el Banco Central y el Tribunal de Cuentas".

Ese organismo estaría compuesto por "personalidades independientes" entre los que habría extranjeros para que fuera "totalmente transparente" y auditaría tanto al Estado como a las regiones y a las ciudades, señaló.

Además, el futuro primer ministro luso avanzó que dicha autoridad presupuestaria tendrá "poderes muy amplios", sin más precisiones.

Passos Coelho reiteró que Portugal necesita recuperar la "confianza de los mercados" y para ello es necesario "respetar todos los objetivos fijados en el acuerdo con la Unión Europea (UE) y con el Fondo Monetario Internacional (FMI)".

"Podremos soñar con el crecimiento cuando hayamos cumplido todos esos objetivos", subrayó.

El primer escalón que Passos Coelho propone se refiere a la mejora de las exportaciones porque "la demanda interna no permitirá la recuperación económica de inmediato".

Y por ello defendió un abaratamiento "del coste de trabajo para las empresas", especialmente, para las exportadoras.

"No tenemos otro mecanismo, porque estamos en la zona euro", agregó Passos Coelho en referencia a la imposibilidad de devaluar su moneda.

Además, el que será el jefe de Gobierno de Portugal indicó que su país deberá ser "más ambicioso en términos de privatizaciones, en los medios de comunicación públicos, por ejemplo".

"Necesitamos nuevas reglas para la Seguridad Social, la educación y la justicia. Somos muy ambiciosos a propósito de esas reformas estructurales, más allá de lo que prevé el acuerdo" con la UE y el FMI.