La centenaria demanda boliviana de una salida soberana al Pacífico y la argentina por la soberanía sobre las islas Malvinas marcarán el cierre de la 41 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebra en San Salvador y tiene como eje la seguridad ciudadana.

Los 22 cancilleres y representantes del organismo interamericano debatirán el reclamo de La Paz, que anticipó que en esta Asamblea acusará a Chile de incumplir las recomendaciones que la OEA hizo para solucionar su demanda marítima y ratificará que acudirá a cortes internacionales para su reclamo.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, indicó este lunes a un grupo de periodistas que va a haber una discusión "animada" sobre este tema en la que se espera que los países hagan sus aportaciones, aunque "no se ha presentado un proyecto de resolución".

Para Insulza se trata de un tema bilateral y la salida debe ser a través del diálogo, aunque auguró una jornada con el pronunciamiento de "muchos países".

El director de Reivindicación Marítima del Ejecutivo de La Paz, Rubén Saavedra, adelantó recientemente que el canciller boliviano, David Choquehuanca, presentará el informe sobre cuál es el resultado de las recomendaciones emitidas sobre el tema marítimo por la OEA entre 1979 y 1989.

A su vez, el tema de las Malvinas volverá a ser discutido, después de que el organismo interamericano acordara "continuar examinando la Cuestión de las Islas Malvinas en los sucesivos períodos de sesiones de la Asamblea General, hasta su solución definitiva".

El cónclave en San Salvador concluirá después de dos días de debates en los que se espera llegar a un consenso en torno a una estrategia común frente a la criminalidad.

Esta reunión fue la primera en la que volvió a participar Honduras como miembro de pleno derecho, después de la reincorporación del país centroamericano al organismo, tras una suspensión de dos años suspendido por un golpe de Estado que derrocó en junio de 2009 al entonces presidente de ese país, Manuel Zelaya.