La oposición venezolana felicitó hoy al presidente electo del Perú, Ollanta Humala, y celebró la alternancia en ese país, pero pidió que se respete la condición de exiliados de los políticos de Venezuela que se encuentran allí.

"Celebramos el triunfo de Ollanta Humala y felicitamos al pueblo peruano por una jornada cívica, pero le pedimos al nuevo Gobierno que respete la situación de los venezolanos que se encuentran en situación de exiliados políticos en ese país", indicó José Alberto Zambrano, miembro de la dirección del partido conservador Copei.

Zambrano manifestó que su partido, una de las agrupaciones tradicionales del país, estará pendiente del comportamiento de Humala durante su primer mes de gestión.

La Mesa para la Unidad Democrática (MUD), plataforma que agrupa a una veintena de partidos, entre ellos Copei, felicitó también a Humala y destacó que la "alternancia" en el poder que implica su triunfo es un ejemplo para la región sobre "la esencia del juego democrático".

La plataforma opositora celebró en un comunicado el llamado a la "concertación nacional" hecha por Humala e hizo votos para que durante su mandato "se consolide el crecimiento económico y se alcance una sociedad más justa e inclusiva en el marco de las libertades ciudadanas" en Perú.

"Confiamos en su compromiso con el fortalecimiento de la democracia", señaló la MUD, al abogar por una "fecunda relación" entre ambos países, que se comprometen a seguir en el caso de que ganen las elecciones presidenciales de 2012.

Perú concedió asilo político en abril de 2009 a Manuel Rosales, que como candidato presidencial opositor perdió los comicios de 2006 y huyó de Venezuela, donde tenía que enfrentar un juicio por presunta corrupción alegando una "persecución política" del presidente Hugo Chávez.

También están exiliados en tierras peruanas otros opositores venezolanos como el exgobernador de Yaracuy Eduardo Lapi García, procesado por presuntas licitaciones irregulares con empresas contratistas.