La cantante mexicana Jenni Rivera y su hermano Juan se disculparon públicamente el martes por agredir a uno de los asistentes al espectáculo de la cantante en el Palenque de Abasolo, en México.

Al comienzo de una rueda de prensa Juan Rivera aceptó su error y aseguró que se siente avergonzado de haber reaccionado de una manera violenta cuando un espectador lanzó una cerveza contra su agrupación, en el estado mexicano de Guanajuato.

"Quiero que todos sepan que me da mucha pena", dijo Juan. "Les pido disculpas a todos... principalmente a la familia del agredido".

Aunque Juan admitió que no ha hablado personalmente con la víctima, aseguró estar al pendiente de su estado de salud y estar dispuesto a enfrentar las consecuencias de sus actos.

"Si tengo que ir a Guanajuato a pagar una demanda, si tengo que ir a presentarme ante las autoridades lo haré", agregó.

En el incidente, que fue filmado en video y difundido por internet, los guardias de la cantante y Juan Rivera arrastraron al escenario a un hombre del público que gritaba consignas contra la cantante y lo golpearon duramente.

Jenni desaprobó totalmente la manera impulsiva en que su hermano abordo el asunto, y desmintió el rumor de que fue iniciativa suya que golpearan al hombre.

"Definitivamente no fue orden mía", dijo.

De hecho, Jenni contó que intervino en la trifulca para detenerla.

"Yo le jalé la camisa al muchacho para quitarlo y ya que no pude con él, pues quise quitar a mi hermano", dijo. "Y no me hiciste caso", le dijo a Juan.

La "Diva de la Banda" dijo que en los escenarios la acompaña siempre la mujer imperfecta, que tiene sentimientos y que se molesta cuando el público la agrede sin motivo.

"Hay que defenderse, pero hay una manera correcta de hacerlo", agregó.

Juan reconoció avergonzado que debido a sus acciones, Jenni se encuentra en medio de "un fuego y una tormenta de la que no debe nada". Por si fuera poco su pequeño hijo también lo cuestionó por lo ocurrido.

"Mi hijo Juanito, de 9 años que fue quien me pidió que dejara de tomar, él vio las imágenes y me dijo: 'Papi, por qué hizo eso en televisión''', dijo Juan.

A lo cual Jenni agrego: "Si así se siente el hijo de Juan (...) así se sentirán muchas personas del público", al reconocer que sus seguidores merecían una explicación.

Lo que sacó de quicio al hermano de la cantante fue un acto de violencia física. El hombre le lanzó un bote de cerveza a la banda y el líquido se derramó entre los cables del micrófono del trompetista, provocando un cortocircuito.

"Se mojaron los alambres", dijo Jenni. "Y eso se recorrió cuando él siguió tocando el metal (...) tocó con el micrófono y a él le pego como un shock eléctrico", agregó la cantante, quien dijo que uno de sus músicos terminó en el hospital por el incidente.

Jenni rechazó que público la sacara del escenario y dijo que su presentación duró más de tres horas, mientras que la mayoría de los asistentes la apoyaron. La cantante aseguró que siguió en escena mientras que eran los propios asistentes que se lanzaban latas de cerveza entre sí en medio del pleito.

Jenni no considera que este nuevo escándalo afecte su carrera y afirmó que en las plazas en las que se ha presentado después del incidente ha tenido lleno total por lo que su espectáculo ha sido todo un éxito.

A pesar de las acciones de su hermano, Jenni afirmó que Juan seguirá presentándose en sus conciertos cada vez que haya oportunidad.

"Yo voy a seguir llevando a mi hermano... no por esto lo voy a dejar de amar", dijo. "Quiero que él, delante de mi publico, se vuelva a presentar y decir sabes qué, me equivoque".

Como el alcohol es un factor presente en este tipo de espectáculos ambos músicos dijeron que habrá algunos cambios en cuanto al sistema de seguridad de la cantante. También dijeron que se limitarán a localizar a las personas que irrumpan en los conciertos para devolverles el dinero de su boleto y escoltarlos a la salida con el fin de evitar disturbios.

Los hermanos Rivera admiten que su carácter es fuerte pero que tratarán de controlarlo.

"Soy una persona muy impulsiva y he querido ser mejor", dijo Juan. "He querido aprender de todas las fallas que he tenido, del alcoholismo, la drogadicción, de todo mi pasado he querido superarme, es algo muy difícil".