El jefe de Salud de la Unión Europea lanzó el martes una advertencia a Alemania por las prematuras — e inexactas — conclusiones sobre el origen de la contaminación de alimentos que ha generado temor en toda Europa y ha afectado las exportaciones de los agricultores.

John Dalli, Comisario de Salud y Política de Consumidores, dijo al Parlamento de la Unión Europea en Estrasburgo que ese tipo de información debe ser respaldada científicamente y demostrada antes de hacerse pública.

Durante los últimos días, Alemania primero acusó a los pepinos españoles y después a un germinado alemán antes de retractarse de mencionarlos.

Ministros de Agricultura de la Unión Europea se reunirán en un encuentro de emergencia en Luxemburgo el martes en medio de las exigencias de agricultores de pago por daños causados por el brote de E. coli en Europa que ha matado a 22 personas y ha enfermado a más de 2.330.