La inflación de Brasil se desaceleró en mayo frente al mes anterior, pero el acumulado en los últimos 12 meses continúa por encima de la meta oficial para el año, informó el martes el organismo oficial de estadística.

El aumento de precios de mayo fue de 0,47%, por debajo de 0,77% registrado en abril, aunque ligeramente encima del 0,43% registrado en mayo de 2010, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (Ibge).

Con ello, la inflación acumulada de los últimos 12 meses alcanzó 6,55%, lejos del centro de la meta oficial de 4,5%, con un margen de variación de dos puntos porcentuales.

El principal causante de la baja en el Indice Amplio de Precios al Consumidor (IPCA), principal indicador inflacionario de Brasil, fue el sector de transportes, que cayó 0,24% luego de que en abril había caído 1,57%.

Tal variación fue atribuida por el Ibge al comportamiento de los combustibles, que registraron en mayo una variación negativa de 0,35%, después de subir 6,53% en abril.

Otros sectores que cayeron en el IPCA fueron los de vestido, salud y cuidados personales, mientras que los alimentos tuvieron una leve alta en comparación con el mes anterior.

El IPCA es usado por el banco central como instrumento para determinar la tasa de referencia de intereses Selic, actualmente de 12%.

El Comité de Política Monetaria del Banco Central concluirá el miércoles una reunión de dos días para definir la tasa Selic, y agentes de mercado apuestan a un nuevo aumento para frenar las presiones inflacionarias.

El gobierno ha dicho que los factores que presionaron el aumento del IPCA en los primeros meses del año tienden a desaparecer, con lo que la inflación se acercará al centro de la meta oficial hacia el final de 2011.