El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, pidió hoy a las instituciones policiales de América librar juntas la "batalla" contra la violencia y la criminalidad e hizo un llamado para que no se dejen infiltrar por el crimen organizado.

"No podemos tolerar en nuestras instituciones policiales la infiltración del enemigo", afirmó Funes al inaugurar la IV Cumbre de la Comunidad de Policías de América (AMERIPOL).

Asimismo, consideró "impensable" que cada una de las naciones del continente pueda "enfrentar" sola "este flagelo (el crimen) con la más mínima posibilidad de éxito" y enfatizó que "ni siquiera los países más grandes como los Estados Unidos, Brasil o México podrían hacerlo".

"En esta buena batalla, en la que nos jugamos el porvenir de nuestros pueblos, no hay lugar para individualismos, ni para acciones aisladas. Esta buena batalla debemos librarla juntos", aseguró Funes.

La AMERIPOL es un mecanismo de cooperación hemisférico integrado por 21 cuerpos policiales de 20 países y 14 observadores de América y Europa, incluidas la Guardia Civil de España, la Policía Internacional (Interpol) y la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), según la página web del organismo.

El pasado sábado, la Organización de Estados Americanos (OEA) firmó un acuerdo con AMERIPOL en el marco de la 41 Asamblea General que se celebra en El Salvador, para fortalecer la lucha contra el crimen, la inseguridad y la violencia.

La IV cumbre de AMERIPOL se lleva a cabo en un hotel costero en el departamento de Sonsonate, a 84 kilómetros al oeste de San Salvador.