La inmunidad total que exigió un denunciante evitó que se realizara una audiencia sobre la supuesta evidencia de que Qatar pagó 1,5 millones de dólares en sobornos para conseguir la sede de la Copa del Mundo de 2022, dijo el martes la FIFA.

El ex empleado de la candidatura de Qatar iba a ser entrevistado en la sede de la FIFA, abriendo la puerta a una posible investigación oficial sobre la manera en que Qatar ganó en diciembre la votación para el torneo de 2022, derrotando a Estados Unidos en la última ronda.

"El denunciante pidió condiciones inaceptables para la FIFA", señaló en un comunicado el organismo rector del fútbol mundial.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, dijo el mes pasado que el denunciante aceptó viajar a Zurich para hablar sobre las acusaciones de que Issa Hayatou y Jacques Anouma, dos miembros del comité ejecutivo de la FIFA, recibieron sobornos para favorecer a Qatar.

Las acusaciones fueron reveladas por legisladores británicos después que el diario The Sunday Times presentó evidencia en una audiencia del parlamento.

Blatter declaró entonces que esperaba "ansiosamente" la evidencia del diario y su fuente para justificar abrir un expediente.

El líder de la FIFA había dicho que quería resolver el asunto antes de la elección presidencial del 1 de junio contra su retador Mohamed bin Hammam, quien luego se retiró de la contienda tras ser acusado de intentar sobornar a votantes caribeños.

Sin embargo, el denunciante nunca llegó y la FIFA rehusó referir el caso a su comité de ética.

La FIFA detalló el martes las condiciones del denunciante para entablar un diálogo, las cuales "eran inaceptables".

"Entre otras cosas, los problemas eran que el denunciante no daba garantías sobre la certeza o precisión de la información que él/ella estaba suministrando, pedía el derecho a destruir la información en cualquier momento y que la información que él/ella suministrara no se divulgara públicamente", señaló la FIFA.

También le pidió a la FIFA que "cubriera los costos de indemnizar al denunciante por cualquier violación de contrato por la que él/ella fuera demandado, por cualquier procedimiento criminal o por responsabilidad relacionado con el acuerdo, al igual que inmunidad total".

Los dirigentes de la candidatura de Qatar negaron las acusaciones e insinuaron que el denunciante es un "ex empleado molesto".