El primer vicepresidente de Cuba, José Ramón Machado Ventura, destacó hoy la solidez de los vínculos bilaterales con China y afirmó que la visita de Xi Jinping a la isla da continuidad y ratifica esa relación, según informó la televisión estatal.

Machado Ventura, también segundo secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), acompañó a Xi en un recorrido por un centro de salud de La Habana, como parte de su visita oficial a Cuba que concluirá mañana martes.

El vicepresidente chino -considerado el favorito para suceder a Hu Jintao al frente del Gobierno- fue recibido el domingo por el mandatario cubano, el general Raúl Castro, en un encuentro que precedió a la firma de una decena de acuerdos entre ambos gobiernos en las áreas petrolera, financiera, técnica, de informática y comunicaciones para reforzar sus relaciones bilaterales.

El Gobierno de China también apoyará al de Cuba en materia de supervisión y control bancario, modernización sanitaria e implantación de la televisión digital, y concederá a la isla un donativo y una línea de créditos sin interés cuyas cuantías no se han desvelado.

Estos acuerdos refuerzan la relación bilateral entre Pekín y La Habana en un momento en que Cuba se dispone a "actualizar" su ineficiente modelo económico para tratar de superar la grave crisis que arrastra desde hace décadas.

Entre otros, China ha decidido ampliar su cooperación en el sector petrolero cubano y prevé ayudar a la isla en la expansión de su refinería de Cienfuegos (sureste) y en la ejecución de un proyecto de gas natural en ese complejo.

El vicepresidente chino visitó este lunes el pozo de petróleo Camarioca Norte 100 (situado a unos 130 kilómetros al este de La Habana), un proyecto de colaboración mixta entre la empresa de Perforación y Extracción de Petróleo del Centro (EPEC), la mayor productora del hidrocarburo en la isla, y el grupo Gran Muralla China, con producciones diarias de 250 toneladas de crudo.

Actualmente la EPEC trabaja en proyectos de exploración y explotación en cinco pozos con la cooperación china con resultados positivos, según explicó el ministro cubano en funciones de la Industria Básica, Tomás Benítez, citado por la estatal Agencia de Información Nacional (AIN).

El vicepresidente cubano, Ramiro Valdés, quien acompañó al visitante chino en este recorrido, resaltó la relevancia que han alcanzado las relaciones bilaterales de la isla con China y recalcó que ello se aprecia en los resultados de los programas de colaboración.

Xi Jinping también visitó el balneario de Varadero, el mayor polo turístico de sol y playa del país, donde concluirá este martes su estancia de dos días en Cuba.

China es el segundo socio comercial de Cuba, por detrás de Venezuela, y el comercio bilateral aumentó en 2010 a 1.800 millones de dólares (1.323 millones de euros), 254 millones de dólares más (186 millones de euros) que en 2009, según datos oficiales.

Cuba es el primer punto de la gira latinoamericana de Xi Jinping, quien abandonará mañana la isla con destino a Uruguay y Chile, dentro de una gira latinoamericana para aumentar las relaciones económicas de China con la región.

El comercio entre China y América Latina se ha multiplicado en la última década por 10 (pasó de 10.000 millones de dólares en 2000 a 100.000 en 2007), y registra aumentos interanuales superiores al 35 por ciento.