Un plan de llevar una exhibición suiza sobre Albert Einstein a Shanghai quedó descartado después que el museo de ciencia y tecnología de la ciudad china sugirió fusionarla con una muestra sobre Confucio, dijo un curador suizo el martes.

La extraña conjunción fue idea del museo en el marco de un reciente despertar del interés por el filósofo chino, cuyas enseñanzas fueron veneradas durante casi dos milenios, pero denigradas en el siglo XX.

La exhibición "Albert Einstein (1879-1955)", financiada por el gobierno suizo y que incluye más de 200 objetos relativos a la vida y época del gran físico, se encuentra hasta agosto en el Museo de Ciencias de Hong Kong.

Jakob Messerli, director del Museo Histórico de Berna, dueño de la muestra, dijo que el museo de Shanghai quería agregar una exhibición sobre Confucio que era "por lo menos tan grande como la nuestra, lo cual no era posible en un período de tiempo tan breve".

"Una exhibición circulante es un emprendimiento grande, que requiere mucho trabajo", dijo Messerli. "Uno no puede rehacer todo para una exhibición diferente en un solo lugar".

Un director del Museo de Ciencias y Tecnología de Shanghai dijo el martes que se habían realizado conversaciones sobre la exhibición, "pero ya no estamos hablando".

El director, que se identificó como Zhang, dijo que "tuvimos una idea tentativa de fusionar la exhibición sobre Albert Einstein con una exhibición sobre Confucio. Son dos figuras renombradas de distintos campos. Y queríamos hacer algo creativo".

La muestra sobre Einstein ya ha sido exhibida en Beijing y Guangdong, en el sur del país.