Chile propuso hoy en la 41 Asamblea General de la OEA "reforzar los mecanismos" para prevenir rupturas del orden democrático en los países de la región, al respaldar una revisión de la Carta Democrática del organismo que "no altere la esencia de ese instrumento".

El canciller chileno, Alfredo Moreno, afirmó durante la 41 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que su país apoya "reforzar los mecanismos preventivos" ante amenazas a la democracia en los países de la región.

Chile considera que las diversas propuestas presentadas por miembros de la OEA para reformar la Carta Democrática son "dignas de ser analizadas" y deben ser "consideradas siempre que no se altere la esencia de este instrumento", dijo Moreno.

Añadió que su país presentará al organismo continental un informe con los aportes recogidos en un foro realizado recientemente en Chile "sobre el reforzamiento de la Carta" Democrática de la OEA.

Respecto al tema central de la Asamblea, la seguridad ciudadana en las Américas, el canciller chileno resaltó que "la protección de los derechos humanos es esencial" en la materia.

Expuso brevemente un plan aplicado en su país, sustentado en cuatro acciones, que ha permitido reducir en un año "la victimización en un 16 por ciento y los delitos en espacios públicos en un 20 por ciento".

Moreno, además, saludó el retorno a la OEA de Honduras, que fue consecuencia de "las negociaciones de muchos países", y reafirmó el "compromiso" de Chile "con la tarea solidaria en Haití".

La necesidad de una reforma a la Carta Democrática Interamericana también ha sido replanteada en esta 41 Asamblea General por países como Ecuador y El Salvador.

La representante permanente de Ecuador ante la OEA, María Isabel Salvador, dijo el lunes que la Carta Democrática debe "proyectarse a cubrir vacíos, especialmente relacionados con la impunidad de quienes han quebrantado la democracia, el Estado de derecho y la institucionalidad".

Por su parte, el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, reiteró al inaugurar la Asamblea General que su Gobierno está interesado en el fortalecimiento Carta Democrática y su transformación en una "herramienta eficaz" para la prevención de golpes de Estado.

"El sistema demanda una reforma profunda y deberíamos comenzar a discutir la creación de un sistema de alertas tempranas y de penalidades que sancionen cualquier quebrantamiento de la institucionalidad democrática", agregó Funes.