El canciller Héctor Timmerman pidió el martes a la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) su apoyo a Argentina en el llamado al Reino Unido para encontrar una negociación pacífica sobre las islas Malvinas.

"Lamentablemente persiste la negativa británica a restablecer el diálogo bilateral contrariando no solo las reiteradas resoluciones de las Naciones Unidas y de esta Organización de los Estados Americanos (OEA) sino numerosos pronunciamientos de la comunidad internacional", dijo Timmerman en el cierre de la 41 Asamblea General del organismo hemisférico.

El canciller argentino explicó que "la lista de foros en los que se hace el llamado a la negociación bilateral sobre la disputa y soberanía, se alarga y extiende a distintas regiones cada año".

A Pesar de "este clamor casi universal, el Reino Unido insiste en rehusarse de forma sistemática e injustificada a reanudar las negociaciones de soberanía con la Argentina, siendo él el único responsable de la creación y perpetuación de esta anacrónica situación colonial".

"Esta situación se hace más reprensible por no ser esta la conducta que corresponde y se espera de un miembro responsable de la comunidad internacional, además miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", agregó Timmerman.

El canciller explicó que "la ilegítima ocupación de la isla por parte del Reino Unido vulneró la integridad territorial de la Argentina. Es por tal motivo un semejante acto de ilegalidad", apuntó.

Las Islas Malvinas, a 600 kilómetros del territorio austral argentino, están en poder del Reino Unido desde 1833.