Al menos once personas murieron hoy y otras 19 resultaron heridas por la explosión de un coche bomba conducido por un suicida cerca de un puesto de control de la Policía y del Ejército en el centro de Tikrit, al norte de Bagdad.

Fuentes policiales explicaron a Efe que el suicida que conducía el vehículo cargado de explosivos lo hizo estallar en la entrada de un complejo de palacios presidenciales, en el centro de la ciudad de Tikrit, capital de Salahedin.

En un primer momento, las fuentes habían informado de la muerte de tres personas en dicho ataque.

Entre los fallecidos se encuentra un oficial del Ejército, afirmaron las fuentes, que añadieron que varios policías y soldados figuran entre los heridos.

La explosión causó abundantes daños en varios edificios en la zona.

Tras el atentado, las fuerzas de seguridad impusieron el toque de queda en Tikrit por temor a que ocurran más ataques.

Por otro lado, otras cinco personas murieron hoy y 20 resultaron heridas en varios ataques ocurridos en Bagdad, según explicaron las fuentes.

Dos miembros de las milicias progubernamentales Consejos de Salvación murieron en un ataque con armas automáticas contra un puesto de control levantado cerca de un mausoleo chií en el barrio de Al Azamiya, en el norte de Bagdad.

Otros dos integrantes del control resultaron heridos en el asalto.

En la misma zona, fue atacado otro puesto de vigilancia del Ejército iraquí por un grupo de hombres armados. En esta agresión murió un soldado y otro resultó herido.

La cuarta víctima mortal, un miliciano de los Consejos de Salvación, fue registrada también en la misma zona, en un incidente similar contra un punto de control, montado por estas milicias que colaboran con las autoridades, cerca del hospital Al Nuuman.

La fuente agregó que un civil perdió la vida por la explosión de un coche bomba que se encontraba aparcado en la calle Palestina, en el este de la capital. En el atentado resultaron heridas al menos 10 personas y varios vehículos quedaron destrozados.

En la zona de Al Kasra, en el norte de la capital, seis policías sufrieron heridas por la explosión de un artefacto al paso de su patrulla.