El gabinete de Alemania aprobó el lunes abolir la energía nuclear en una década e impulsar a las inversiones en energías renovables.

El gabinete aprobó el lunes planes detallados la semana pasada que contemplan el cierre de los 17 reactores atómicos del país para finales de 2022.

El ministro del Ambiente, Norbert Roettgen, dijo a la prensa que "la decisión de hoy constituye un hito" para el desarrollo económico y político del país.

La iniciativa, propiciada debido al desastre nuclear en Japón, será remitida a ambas cámaras del parlamento, que someterá a votación los planes en un mes.

Alemania desea duplicar su generación de energías renovables a 35% del total dentro de una década.

Sus reactores nucleares producen menos de 25% de la electricidad del país, igual proporción que en Estados Unidos.