El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) recriminó hoy a Siria su falta de colaboración para aclarar la naturaleza de una instalación que esta agencia de la ONU cree era un reactor nuclear clandestino, y que fue destruida por Israel en 2007.

El director general del OIEA, Yukiya Amano, insistió en que ese complejo, ubicado en la localidad de Al Kibar, en el desierto sirio, "era muy probablemente" un reactor atómico cuya existencia mantuvieron oculta las autoridades de Damasco.

"El Gobierno sirio ha recibido del OIEA tiempo más que suficiente para cooperar plenamente en relación a Dair Alzour (como es también conocida esa planta), pero no lo ha hecho", criticó Amano ante los 35 miembros que componen el órgano ejecutivo del OIEA.

Pese a esa falta de colaboración, el diplomático japonés indicó que el OIEA "ha obtenido suficiente información para extraer una conclusión".

Amano se refirió a la recepción de una carta por parte de las autoridades sirias, de la que no especificó su contenido, pero de la que se sabe que es una oferta general de colaboración, aunque sin aportar la información que el OIEA reclama desde hace tres años sin éxito.

Con todo, mostró su deseo de poder cooperar con Siria para aclarar este tema.

La Junta, que se espera concluya el viernes, va a estar de hecho dominada por el intento de Estados Unidos de que se acuse a Siria de haber incumplido sus obligaciones en materia de no proliferación nuclear y de que el caso sea denunciado ante el Consejo de Seguridad.

Sin embargo, la propuesta de Washington y sus aliados de la UE no goza de consenso entre miembros de la Junta, con países como Venezuela abiertamente opuestos y con Rusia y China escépticos sobre la conveniencia de remitir el caso a Nueva York.

Como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, esos dos países podrían bloquear en ese órgano cualquier intento de sanción contra Damasco.

En su intervención, Amano lamentó que la instalación fuera destruida "supuestamente por Israel" y que "en vez de usar la fuerza, el caso hubiera sido informado al OIEA".