El Gobierno de la canciller federal, Angela Merkel, aprobó hoy varios proyectos de ley que conllevan el fin de la energía nuclear en Alemania en 2022 y la apuesta por las fuentes renovables en el futuro, anunciaron fuentes de la Cancillería Federal.

Durante una reunión extraordinaria del consejo de ministros se sancionó la reforma de la legislación nuclear que trae consigo también la clausura definitiva de los ocho reactores que fueron desactivados, tras la catástrofe de Fuskushima.

El paquete de medidas en materia de política energética tiene carácter de urgencia, ya que será abordado este mismo jueves en el Bundestag, el parlamento federal, y se espera que sea sancionado antes de la pausa estival por el Bundesrat, la cámara alta o de los Länder.