El pitcher Gerrit Cole fue seleccionado el lunes por los Piratas de Pittsburgh con el primer turno del draft del béisbol de Grandes Ligas, en el que dos infielders puertorriqueños de escuela secundaria fueron elegidos entre los 10 primeros: Francisco Lindor y Javier Báez.

Lindor, oriundo de Caguas pero residente y estudiante en una secundaria en Florida, fue elegido octavo por los Indios de Cleveland. Báez, de la ciudad puertorriqueña de Bayamón y residente en el mismo estado estadounidense, fue seleccionado con el siguiente turno por los Cachorros de Chicago.

Ambos son considerados excelentes bateadores de contacto y capaces de desempeñarse en varias posiciones en el infield.

Báez, de 18 años, fue elegido por la revista Baseball America como el mejor bateador entre todos los jugadores de escuela secundaria. El espigado pelotero tuvo un increíble promedio de .771, con 22 jonrones y 52 remolcadas con la escuela Arlington Country Day de Jacksonville. También anotó 46 carreras, se robó 28 bases y recibió 32 boletos, con apenas tres ponches.

"Tiene un gran bate y es polifacético en el terreno", comentó el director de scouts de los Cachorros, Tim Wilken. "Tiene un gran brazo y es listo en el corrido de base".

Báez podría tener que aprovechar esa versatilidad en el campo ya que los Cachorros cuentan con el dominicano Starlin Castro en el campocorto, un jugador que pinta para estrella.

El hermano de Báez, Rolando Agosto, fue elegido por los Padres de San Diego en la 15ta ronda del draft de 2002.

El pitcher cubano José Fernández fue elegido por los Marlins de Florida con el 14to turno.

Fernández, de 18 años, creció en la provincia de Santa Clara y llegó a Estados Unidos en 2008, después de cuatro intentos infructuosos por salir de la isla en bote con su familia.

"Tomamos eso en cuenta", declaró el director de jugadores de los Marlins, Jim Fleming. "Cuando estás en las menores, pasas por muchas adversidades que un chico normal no tiene que enfrentar. Este muchacho ha enfrentado situaciones peores que cualquier cosa que tendrá que encarar en las menores".

El derecho ganó dos títulos estatales de Florida con la escuela secundaria Alonso High School de Tampa, Florida. En su última temporada en la secundaria, tuvo marca de 13-1, y su récord en tres años fue de 30-3.

Fernández cuenta con una recta que alcanza las 98 millas por hora y se comprometió a lanzar con la Universidad del Sur de Florida.