Más de 4.100 personas fueron evacuadas el lunes en diferentes pueblos de República Dominicana debido a las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias que destruyeron totalmente al menos 12 viviendas en el norte del país.

Las 12 casas fueron arrasadas la noche del domingo por el aumento del caudal del río Licey en varios poblados entre las provincias Santiago y Espaillat, a unos 160 kilómetros al norte de la capital, informó el lunes el director de la Defensa Civil en la zona, Francisco Arias.

Agregó que la corriente también provocó inundaciones en alrededor de 540 casas.

Las autoridades no han reportado víctimas.

El gobernador de Santiago, Raúl Martínez, explicó que las viviendas de madera y zinc que quedaron completamente desplomadas estaban asentadas en el cauce natural del río Licey.

Arias indicó que las más de 540 familias afectadas fueron trasladas a casas de amigos y parientes.

Juan Manuel Méndez, director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), detalló que además de los daños en Santiago y Espaillat, las precipitaciones registradas la noche del domingo y todo el lunes provocaron inundaciones en diversas comunidades rurales de la región central del país, así como en la costa sur, donde se ubica la capital.

El COE informó que, en total, había evacuado a 4.117 personas, la gran mayoría a casas de parientes y amigos. El organismo mantiene bajo alerta a 20 de las 32 provincias del país.

De forma previa, un hombre de 28 años murió aplastado la madrugada del viernes en una comunidad rural de Santiago, 150 kilómetros al norte, cuando su casa de desplomó como consecuencia de un deslizamiento de tierra generado por las fuertes lluvias.