El RCD Espanyol intentará cerrar esta semana las operaciones del lateral izquierdo catalán Dídac Vilà, que vendría cedido por el AC Milan para una temporada, y Héctor Moreno, central zurdo mexicano del AZ Alkmaar cuyo fichaje se ha convertido en una de las prioridades para la próxima campaña.

Atar definitivamente la cesión de Dídac no parece complicado. El futbolista, precisamente exblanquiazul, ya ha confesado su voluntad de volver al Espanyol. Ahora sólo falta llegar a un acuerdo con el conjunto italiano, sobre todo en el porcentaje del pago de la ficha. Las relaciones son buenas y, en principio, se cerrará en breve.

El caso de Héctor Moreno es más complicado. El futbolista mexicano también se ha mostrado halagado por el interés 'perico' y estaría encantado si pudiera jugar en la Liga española.

El principal escollo es la cuestión económica, ya que la propuesta del Espanyol, de unos tres millones de euros, no convence al club holandés.

La defensa es la prioridad de la dirección deportiva, encabezada por Ramón Planes. El lateral izquierdo, Dídac, está virtualmente cerrado salvo sorpresa y ahora el central zurdo, Moreno, es la obsesión del club catalán. Además, también rastrean el mercado para encontrar un centrocampista de perfil organizador.