Si las nuevas políticas para combatir el sida no se enfocan en la mujer, no se podrá reducir el nivel de la enfermedad a la velocidad que se espera, dijo el lunes la ex presidenta chilena Michelle Bachelet.

Un día después de que se cumplieran 30 años desde que se reportaron los primeros casos de sida en Estados Unidos, Bachelet destacó la necesidad de que las mujeres del mundo tengan acceso a cuidado médico y prevención.

"En la mayoría de partes del mundo, los nuevos casos tienen cara de mujer. Son mujeres, o mujeres jóvenes a las que se les ha transmitido el virus del VIH y esperan adquirir el sida, o través de una violación, o a través de violencia vinculada al género", dijo Bachelet a la AP después de hablar en una conferencia sobre el sida.

La ahora directora de ONU Mujeres destacó que hay que darle poder a las mujeres desde el punto de vista económico y político para que ocupen lugares de liderazgo en el gobierno y así puedan apoyar a mujeres que sufren la enfermedad.

"Hay muchos lugares en que no hay políticas claras que aseguren acceso a diagnósticos, acceso a atención, acceso a tratamiento", indicó. "Lo que necesitamos es asegurar que todas las mujeres tengan ese acceso a consejería y a diagnóstico y a ciertos tratamientos, cuando están embarazadas, para evitar la transmisión vertical, pero también para que las mujeres, tanto madres o no, puedan vivir una vida como se merecen".

Bachelet habló el lunes por la tarde en un foro organizado por el Consejo de Relaciones Exteriores (Council on Foreign Relations, en inglés) junto a expertos como Robert Orr, vicesecretario general de las Naciones Unidas para la Planeación Estratégica y la Coordinación de Políticas.

Esta semana la ONU debatirá la situación actual de la epidemia en el mundo y presentará una resolución para seguir luchando contra ella.

Casi 30 millones de personas han muerto de sida desde 1981, cuando se reconocieron los primeros cinco casos en Los Angeles. Unos 34 millones de personas portan ahora el VIH, incluyendo más de un millón en Estados Unidos.

Bachelet habló de la relación entre sida y la violencia, diciendo que muchas mujeres en Africa son víctimas de violaciones, violencia doméstica y violencia en conflictos armados, adquiriendo así la enfermedad. Muchas además no se preocupan de ser diagnosticadas por falta de educación.

Los expertos dijeron durante la conferencia que se han logrando grandes éxitos en la batalla contra la enfermedad, pero que hay que seguir luchando para que el gobierno se preocupe en financiarla. El enfoque global sigue siendo la prevención de nuevas infecciones, aunque se han logrado avances, como una vacuna parcialmente efectiva.

Unos dos millones de personas mueren a consecuencia de este mal cada año, en su mayoría en países pobres que carecen de tratamiento. La situación es distinta en países desarrollados donde personas recientemente diagnosticadas pueden tener una esperanza de vida larga.

Bachelet, quien también es médico, fue ministra de Salud en el gobierno de Ricardo Lagos en el 2000.

____________

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens