La ciudad de Bariloche, el mayor centro turístico de invierno de Argentina, y otras localidades del sur del país, mantendrán hoy el estado de alerta y emergencia ante la diseminación de cenizas del volcán Puyehue, en el vecino Chile.

Un cambio de los vientos comenzó a llevar hoy las nubes de cenizas hacia el noroeste de Bariloche, donde se encuentran varias villas turísticas y la ciudad de San Martín de los Andes.

El alcalde de Bariloche, Marcelo Cascón, confirmó el cese de las clases en establecimientos educativos y otras actividades, mientras que la baja visibilidad obligó a mantener la restricción al tránsito por la carretera que conduce a San Martín de Los Andes, entre otras.

El "comité de emergencia" mantiene la recomendación a la gente para que permanezca en sus casas y ahorre agua potable, si bien las cenizas no han contaminado los acuíferos, indicó el alcalde a radios de Buenos Aires.

También se mantienen suspendidos una docena de vuelos de las estatales Aerolíneas Argentinas, de su subsidiaria Austral y de la chilena Lan con partidas o destino a Bariloche, San Martín de Los Andes y localidades del sur de Argentina.

Cascón señaló que las cuadrillas municipales siguen retirando capas de cenizas de unos 40 centímetros que se acumularon en las calles y carreteras de Bariloche, 1.600 kilómetros al sur de Buenos Aires.

Apuntó que Bariloche y localidades vecinas, que en conjunto abarcan a unos 250.000 pobladores, no se han visto afectadas por las nuevas emisiones de cenizas registradas en la noche del domingo, cuando se repitieron las explosiones en el volcán Puyehue, situado en la cordillera de Los Andes, hito fronterizo de sur a norte entre Argentina y Chile.

"Como gran parte de la población tiene agua de red aún no hemos tenido problemas, estamos llevando el agua en camiones en los lugares que tenían la toma de agua a cielo abierto o de pozo, por eso estamos trabajando para esa gente", precisó el director de la Defensa Civil de Bariloche, Renato Ponce.

"Los turistas que estaban paseando por la zona se han podido ir normalmente, los han evacuado con autobuses. Esperamos que esto no afecte al turismo, los cerros empiezan a cubrirse de nieve", comentó a radios de Buenos Aires.

Mientras, fuentes del Servicio Meteorológico informaron que un cambio de los vientos comenzó a llevar las nubes de cenizas del Puyehue hacia el noroeste de Bariloche, hacia la cordillera de Los Andes, luego de que el domingo llegaran a las ciudades de Trelew y Puerto Madryn, en la zona sureste de Argentina.

El volcán Puyehue, de 2.240 metros de altitud, sobre Los Andes, comenzó a emitir cenizas el sábado y su última gran erupción fue en 1960, luego de un terremoto de 9,5 grados Richter, el más fuerte registrado hasta ahora en todo el mundo.