Cientos de policías efectuaron una redada masiva el domingo en el lugar donde se llevaba a cabo una huelga de hambre encabezada por el carismático gurú de la yoga indio Baba Ramdev, quien fue retirado por la fuerza junto con miles de sus simpatizantes.

Las autoridades detuvieron a Ramdev por razones de seguridad pero más tarde lo dejaron en libertad, afirmó Rajan Bhagat, un vocero policial en Nueva Delhi, la capital del país.

Ramdev viajó a la localidad norteña india de Dehradun, cerca de su sede espiritual, dijo Bhagat a The Associated Press.

Ramdev, con túnica color naranja y larga barba, así como decenas de miles de simpatizantes, iniciaron el sábado una huelga de hambre en todo India y en algunas ciudades de Estados Unidos, Europa y Africa en una campaña encaminada a acabar con la corrupción endémica en India.

Sin embargo, la ofensiva de la policía la madrugada del domingo ocurrió apenas unas horas después de que tanto el gobierno como Ramdev anunciaron un acuerdo para adoptar medidas para combatir la corrupción.

La policía había concedido permiso a Ramdev para llevar a cabo una función de yoga para 5.000 personas, pero "más de 40.000 se presentaron en el lugar de la conferencia y no era posible ofrecer seguridad para todos ellos", dijo Bhagat a The Associated Press.

Bhagat dijo que las autoridades usaron gases lacrimógenos para recuperar el área de los simpatizantes que habían desafiado a la policía por casi dos horas. No se tuvo información inmediata de heridos.

El sábado, Ramdev cantó himnos religiosos hindúes y efectuó ejercicios de yoga antes de comenzar su huelga de hambre, que según sus críticos, socavan las instituciones democráticas del país.