México y Costa Rica dejaron en claro que son los amos de su grupo y pusieron en marcha el domingo la Copa de Oro con sendas goleadas 5-0 sobre El Salvador y Cuba, respectivamente.

Javier "Chicharito" Hernández, la gran figura de México y del torneo de la CONCACAF, hizo honor a la fama de goleador que se ganó la temporada recién concluida con Manchester United y logró un triplete en la victoria del "Tri" en el Cowboys Stadium.

El equipo de José Manuel De la Torre, quien debutó en un torneo oficial como técnico de México, apenas necesitó un buen segundo tiempo para liquidar a los salvadoreños y quedar encaminado hacia la segunda ronda.

México enfrenta el jueves a Cuba en Charlotte, el mismo escenario donde Costa Rica se topará con El Salvador. Ambos pueden sellar sus boletos a los cuartos de final con triunfos.

El Grupo B pone a rodar el balón el lunes en Carson, California, donde Jamaica choca con Granada y Honduras con Guatemala.

La selección hondureña, favorita del sector con el antecedente de haber disputado el Mundial de Sudáfrica 2010, debuta con dos sensibles bajas en su defensa, Maynor Figueroa y Emilio Izaguirre, mientras que su estrella Wilson Palacios se resintió de una vieja lesión en la rodilla y está en duda para apuntalar el medicampo.

La posible ausencia de Palacios, jugador del Tottenham inglés, podría restarle potencia al ataque hondureño frente a un plantel guatemalteco que incluye a varios jóvenes integrantes de la selección sub20 que se clasificó a su primer mundial de esa categoría.

México pudo contar con todas sus estrellas y su superioridad salió a relucir en el complemento, luego de unos primeros 45 minutos en los que se vieron anulados por la apretada marca del cuadro salvadoreño.

Giovani Dos Santos y Andrés Guardado, los veloces extremos del equipo mexicano, hicieron estragos por las bandas, mientras el "Chicharito" se dio banquete en el corazón del área.

Unos 12 minutos de ensueño le bastaron a México para sepultar a El Salvador, inaugurados por el gol de Efraín Juárez a los 55 minutos, con centro de Giovani.

Aldo De Nigris aumentó la ventaja a los 58, y después el espectáculo corrió por cuenta de Hernández, que marcó a los 60, 67 y en los descuentos. Sus dos primeros goles fueron con asistencias de Guardado y el último de penal.

Hernández quedó como el máximo artillero del campeonato son su "hat trick", con una diana más que el costarricense Marcos Ureña.

El plantel dirigido por el argentino Ricardo La Volpe, ex timonel de México, cumplió con su tarea y apabulló a un débil equipo cubano.

Ureña inauguró el marcador apenas a los seis minutos y Alvaro Saborío hizo el segundo a los 40. Un par de goles de Ureña y Heiner Mora en los dos primeros minutos del complemento sentenciaron el encuentro, aunque Costa Rica tenía apetito para más y Joel Campbell hizo el quinto a los 70.

La Volpe se tomó la goleada con calma.

"Es importante tomar en consideración al adversario", comentó el entrenador de Costa Rica.