El lanzador japonés Daisuke Matsuzaka de los Medias Rojas de Boston acude inquieto a su primera cirugía aunque consciente de que es necesaria para reconstruirle un ligamento del codo derecho.

Matsuzaka hizo el domingo las primeras declaraciones públicas desde que los Medias Rojas lo colocaron en la lista de lesionados de 60 días para que pueda practicarse la operación, llamada Tommy John, posiblemente esta semana.

"Es la primera vez que me operan y todo lo que puedo decir es que estoy muy nervioso sobre el resultado", dijo el serpentinero mediante un intérprete. "Me dijeron que el ligamento está desgarrado y para arreglarlo a la perfección necesito la cirugía".

Matsuzaka está en el quinto año del contrato de seis que firmó cuando Boston lo trajo de Japón. Con un tiempo de recuperación de 12 a 14 meses, su futuro con los Medias Rojas es incierto.

El lanzador se fue de 18-3 con un promedio de 2.90 en eficacia en su primera temporada con los Medias Rojas, que pagaron 51,1 millones de dólares por los derechos de negociación a los Leones de Seibu para luego contratarlo por 52 millones de dólares.