Una adolescente alemana que se olvidó de marcar la invitación a su cumpleaños como privada en Facebook se escapó de su propia fiesta cuando más de 1.500 personas llegaron a la celebración y se requirieron unos 100 policías, algunos de ellos a caballo, para controlar a la multitud.

Once personas fueron detenidas temporalmente, un policía fue herido y decenas de muchachas ataviadas con sandalias se cortaron los pies con vidrios rotos, en tanto que los bomberos extinguieron dos pequeños incendios en la fiesta de Thessa, que cumplió 16 años, en un suburbio de Hamburgo, dijo el domingo el vocero policial Mirko Streiber.

La muchacha se escondió, dijo Streiber, aunque "la fiesta fue un éxito".

Thessa originalmente había deseado invitar solamente a unos pocos amigos a su casa cuando colocó la invitación en Facebook, pero por error lo hizo de forma que todo el mundo en Facebook pudo verla.

La invitación se diseminó rápidamente y unas 15.000 personas confirmaron en la internet que acudirían a la fiesta. Cuando los padres de Thessa se enteraron, hicieron a su hija cancelar la fiesta, le informaron a la policía y contrataron a un servicio de seguridad privado para proteger la casa.