El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el colombiano Luis Alberto Moreno, dijo hoy en Managua que esta es la "gran década" para América Latina y el Caribe, aunque advirtió que la región debe cerrar la brecha de desigualdades sociales.

"Esta es nuestra gran década de oportunidad y esa oportunidad va a depender no de quedarnos dormidos, sino de trabajar con mucho más vigor y más fuerza", dijo Moreno.

El presidente del BID añadió que la región debe "cerrar una serie de brechas" relacionadas con la productividad y diferencias sociales.

Moreno explicó que Latinoamérica y el Caribe han hecho grandes avances y pidió mejorar la calidad de la educación, salud, infraestructura e invertir más en ciencia y tecnología.

"El trabajo del BID tiene que apuntar a ayudar en ese sentido", afirmó Moreno.

Moreno inauguró hoy, junto con el presidente Daniel Ortega el nuevo edificio del BID en Nicaragua, en el cual se instalarán "50 profesionales" de esa institución financiera.

También firmó con el gobierno de Nicaragua un convenio por 20 millones de dólares para mejorar la calidad de la salud familiar y comunitaria.

Además de Ortega, por el gobierno de Nicaragua participaron en la inauguración del edificio del BID el vicepresidente Jaime Morales, la primera dama, Rosario Murillo, y el ministro de Hacienda, Alberto Guevara.

Junto a Moreno, el BID estuvo representado por su representante en Nicaragua, Mirna Liévano de Marques y la venezolana Gina Montiel, gerente del Departamento de Países de Centroamérica, México, Panamá y la República Dominicana.

Ortega calificó como "trascendental" el nuevo edificio del BID en Nicaragua.

También reconoció que este país centroamericano "ha caminado" por una financiación de 835 millones de dólares que el BID otorgó entre los años 2007 y 2011.

Durante el acto, celebrado en Managua, Ortega defendió la política económica de su gobierno y negó que sea "asistencialista".

El presidente nicaragüense reconoció que con la reincorporación de Honduras al Sistema de Integración Centroamericano, el istmo se dirige hacia la unidad y Ortega llamó a Costa Rica y Panamá a sumarse a ese esfuerzo.

El presidente sandinista también anunció que su asesor para asuntos de política financiera, Francisco Mayorga, será propuesto como representante de Nicaragua ante el BID.

Moreno llegó hoy a Nicaragua y analizó con Ortega el avance de proyectos de cooperación por valor de 171,2 millones de dólares dirigidos a apoyar el sector eléctrico, transporte e infraestructura, viviendas de interés social, gestión fiscal y la atención integral de la niñez.

Moreno, además, visitó un laboratorio de diagnóstico veterinario, financiado por el banco Interamericano de Desarrollo.

En los últimos 10 años, el BID ha financiado a Nicaragua con 1.400 millones de dólares.

En 2007 condonó "gran parte" de la deuda externa a Nicaragua por el orden de 1.172 millones de dólares, según ese organismo.