El entrenador de Rumania, Razvan Lucescu, renunció el sábado al cargo un día después de ganarle 3-0 a Bosnia por las eliminatorias de la Eurocopa.

Lucescu había sido blanco de críticas generalizadas en los últimos meses debido a las actuaciones deslucidas de Rumania en la etapa clasificatoria.

La Federación Rumana de Fútbol anunció en un comunicado en su página de internet la renuncia de Lucescu.

El organismo aseguró que la salida del entrenador se efectuó de forma "amigable, civilizada, sin conflicto alguno".

La selección rumana viajará en las próximas a Sudamérica para la disputa de partidos amistosos contra Brasil y Paraguay.