México y El Salvador brindarán el domingo el plato fuerte del día inaugural de la Copa de Oro de la CONCACAF, en un cruce entre el campeón defensor y gran candidato con un rival que le trajo problemas en la última eliminatoria mundialista.

México, el más ganador de la Copa con cinco títulos, llega al Cowboys Stadium de Arlington con un plantel nutrido por jugadores de clubes europeos.

La gran figura es Javier "Chicharito" Hernández (Manchester United), pero su compañero de ataque Giovani dos Santos ha logrado recuperar un buen nivel en el Racing de Santander y el volante Andrés Guardado tuvo un buen cierre de temporada en el Deportivo de la Coruña. El líder del plantel es el capitán Rafael Márquez, de los Red Bulls de Nueva York.

Pese al nivel de sus estrellas — con el que sólo Estados Unidos puede intentar competir_, el entrenador José Manuel De la Torre, que debuta en torneos oficiales, pidió no confiarse.

"En nombre puede haber favoritos, y ahí estaríamos, pero lo único que vale son los resultados", dijo el "Chepo" durante la preparación en la capital mexicana.

A última hora, se confirmó que De la Torre tendrá disponibles al volante creativo Antonio Naelson "Sinha", que había viajado a Brasil por la muerte de su padre, y a Giovani, que estaba en duda por una molestia en el muslo izquierdo luego del amistoso del miércoles ante Nueva Zelanda.

El Salvador no está impresionado por semejante poderío del rival, según dijo durante la semana su nuevo estratega uruguayo, Rubén Israel, que pidió desmitificar "los grandes nombres que tienen un mercadeo impresionante" en el "Tri".

"Nos vamos a dar cuenta que estamos enfrentados a seres humanos que les duele igual la cabeza como nos duele a todos y que aman tanto a sus hijos como los amamos nosotros, a sus padres, a sus familiares", dijo el entrenador.

En siete participaciones en la Copa, El Salvador sólo llegó a cuartos de final en 2002 y 2003.

Mexicanos y salvadoreños se cruzarán apenas por segunda vez en el certamen, luego que los aztecas ganaron 1-0 en 2002. Pero los cuscatlecos tendrán en mente un antecedente más reciente: cuando vencieron 2-1 como locales a México en la última eliminatoria mundialista.

Para repetir la hazaña, se ampararán en una nueva generación de futbolistas que debutan en la Copa, como los delanteros Andrés Flores y Mark Léster Blanco y los volantes Gilberto Baires, Edwin Sánchez y Jaime Alas, sumados a veteranos como Eliseo Quintanilla y Dennis Alas.

Israel también tendrá disponibles a dos futbolistas de la MLS estadounidense, Arturo Alvarez, del Real Salt Lake, y el nativo de Estados Unidos Steven Purdy, de los Timbers de Portland.

Cuba y Costa Rica, que completan el Grupo A, se enfrentarán más temprano en el mismo estadio.