Valentino Rossi y Jorge Lorenzo no quieren competir en el Gran Premio de Japón de Moto GP por temor a la radiación tras el terremoto y el tsunami que afectaron ese país este año.

Rossi indicó que no quiere competir el 2 de octubre en Japón, pero dijo que irá a menos que la mayoría de los pilotos y equipos decidan no acudir.

Lorenzo quiere convencer a los otros pilotos para que boicoteen la carrera.

"No me gusta tener que preguntarme toda la vida si la radicación me afectará. Trataré de convencer a la mayor cantidad posible de pilotos para que no compitan en Japón", declaró el piloto español.

Una planta nuclear en Japón sufrió fugas a raíz de los daños ocasionados por el terreno y el maremoto de marzo.