El viejo refrán de que "plata llama plata" parece confirmarse en estos tiempos de turbulencia y crisis económica global.

Aunque los más acaudalados del mundo también han perdido mucho dinero en esta crisis, en las cifras promedio los resultados no son nada malos.

La realidad es que en el último año ha aumentado el número de millonarios en el mundo y también ha aumentado el valor de su riqueza.

De acuerdo con un estudio reciente de la firma de consultoría Boston Consulting Group (BCG), El número de familias millonarias en el mundo aumentó 12,2% en 2010 comparado con el año anterior y su riqueza creció 8% hasta llegar a los $121 trillones.

Lo más interesante y triste es que la riqueza tiende a concentrarse cada vez más. Solo el 0,9% de los hogares del mundo se considera en la categoría de millonarios según la firma que hace el estudio de riqueza a nivel global.

Y esta minoría controla el 39% de la riqueza del mundo. Una cifra que aumentó frente al 37% un año atrás. Es decir, no solo que hay cada vez más ricos sino que cada vez concentran más el control de la riqueza.

¿Y cómo se explica este aumento de la riqueza? Según el estudio del BCG, hay dos razones que sobresalen: la primera es que los más ricos asumieron más riesgo en el último año invirtiendo más dinero en acciones de empresas. La segunda es el auge de los mercados emergentes.

Según este informe, la proporción de riqueza invertida en acciones de empresas aumentó de 29% a 35% y esto contribuyó al crecimiento de la riqueza gracias al buen desempeño de los mercados de acciones después de la crisis de finales de 2008.

Es decir, lo que ha contribuido al aumento de la riqueza es la capacidad de los más ricos de tomar riesgos e invertir en desarrollos empresariales.

La segunda razón está muy ligada al riesgo porque ha sido el auge de los países emergentes de Asia o América Latina lo que más ha contribuido al aumento de la riqueza. Los ricos no solo han tomado más riesgos al invertir en empresas. Esas inversiones han sido en países emergentes, lo que muestra una disposición aun mayor al riesgo.

No es muy alentador ver que la riqueza se concentra cada vez más. Sin embargo hay un lado positivo de este informe: el dinero de los ricos se está destinando a una causa muy buena, la de crear empresas y empleo en los mercados de proceso de desarrollo.

Los ricos están haciendo lo que deben hacer: tomar riesgos y crear empresas con su dinero. Y la estrategia les está funcionando.

Claro que no se olviden que aquí en Estados Unidos también hay oportunidades y que su riqueza ayudaría a reducir el desempleo y la crisis que aún nos golpea en los mercados desarrollados.

Pero el dinero no tiene corazón y se va a donde hay las mejores oportunidades. Ese es el capitalismo, nos guste o no.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino