Los tanques para almacenar agua radiactiva son trasladados el sábado hacia la averiada planta nuclear del noreste de Japón donde se fundieron los reactores nucleares luego del paso del terremoto y el maremoto.

Los nuevos tanques deberán evitar que ocurran mayores daños al medio ambiente en la zona evacuada alrededor de la planta de Fukushima Dai-ichi al ofrecer un lugar seguro para almacenar el agua contaminada usada para enfriar los reactores en momentos en que los empleados siguen teniendo problemas para tenerlos bajo control.

El agua radiactiva se ha fugado de la planta desde que ésta se vio afectada por los desastres del 11 de marzo con toneladas de esa agua de antemano drenadas hacia el mar y mientras más se va acumulando alrededor del complejo nuclear.

La empresa Tokyo Electric Power Co. (TEPCO) — que opera la planta — informó que el agua radiactiva podría comenzar a desbordarse de su área temporal de almacenaje para el 20 de junio o antes si ocurre una fuerte lluvia.

Se espera que dos de los 370 tanques lleguen el sábado desde su planta de fabricación en la cercana prefectura (estado) de Tochigi, informó TEPCO. Un total de 200 de esos tanques pueden almacenar hasta 100 toneladas y unos 170 más pueden albergar hasta 120 toneladas.

Los tanques seguirán llegando durante agosto y almacenarán un total de 40.000 toneladas de agua radiactiva.

Los empleados siguen en problemas retomar el control de la planta dado que el maremoto desarticuló el suministro eléctrico, destruyó los generadores de emergencia y detuvo los sistemas de enfriado cruciales para los reactores, lo que provocó el peor desastre nuclear del mundo desde que ocurrió el de Chernóbil en 1986. Varias explosiones lanzaron escombros radiactivos alrededor de la planta y los reactores están lanzando radiación al medio ambiente.

___

Yuri Kageyama está en Twitter en http://twitter.com/yurikageyama