Desde que el gobernador de Nueva York hizo el anuncio, líderes cívicos y organizaciones defensoras de los inmigrantes celebran como la mejor noticia del flamante verano, la suspensión del programa federal "Comunidades Seguras".

No es para menos, había mucho miedo, durante su corta vigencia, miles de hispanos fueron deportados al ser equivocadamente identificados como delincuentes. En la calle algunos hispanos jamás escucharon sobre la iniciativa "Comunidades Seguras" pero al enterarse dan gracias a todos los santos. En contraste, muchos que conocen el tema, se sienten aún inseguros porque la suspensión aprobada por el gobernador es provisional.

"Nos trae alivio, pero ojalá no sea una jugada política. Que no nos vayan a ver la cara de mensos" dijo Arturo Pérez del Frente de Mexicanos Unidos. Pérez aclara que ya "arregló sus papeles" pero que "tiene muchos cuates que trabajan escondidos por temor a ser deportados al ser fichados como delincuentes."

"Yo lo que hago es trabajar, me cuido de no darle pretexto a la 'migra' para que me agarre y creo que así debe ser, pero en buena hora que han suspendido esa cosa" declara el guatemalteco Oliverio López.

"Comunidades Seguras" es un programa del Departamento de Seguridad Interna (Homeland Security) que intercambia información inmigrantes detenidos, con la base de datos de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Según el Departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) el programa fue concebido para localizar a criminales, pero en la práctica, según defensores de los inmigrantes y los derechos civiles, sólo generaba la separación de familias y temor entre testigos de hechos criminales que se negaban a cooperar con las autoridades por temor a también ser apresados y deportados.

Walter Sinche de la organización Alianza Ecuatoriana Internacional sostuvo que "Es justo que se haya suspendido aunque en forma tardía. Agradecemos al gobernador por la decisión pero esperamos que sea permanente y no temporal".

El activista aseguró que el programa aplicó el perfil racial para detener injustificadamente a inmigrantes, agregó además que solicitan "la liberación inmediata de los presos en proceso de deportación".

De su parte la Asociación de Salvadoreños de Long Island hizo un pronunciamiento celebrando la suspensión como "un triunfo que ratifica a Nueva York como estado tolerante al tiempo que reconoce el aporte de los inmigrantes al sistema productivo".

El diario/La Prensa editorializó al respecto destacando "Esta acertada medida del gobernador, aunque temporal, demuestra el tipo de liderazgo y compromiso que las comunidades inmigrantes esperan del Ejecutivo en Albany". El periódico matizó que la decisión del gobernador Andrew Cuomo de suspender la participación del estado en el mal llamado programa "Comunidades Seguras" le devuelve la tranquilidad a millones de familias inmigrantes y les restaura la confianza en el gobierno y las fuerzas policiales locales.

Por otro lado la Coalición de Inmigración de Nueva York que preside Chung-Wha Hong junto a la asambleísta Grace Meng y el senador estatal de El Bronx Gustavo Rivera ofrecieron una rueda de prensa en conjunto para destacar la suspensión de Comunidades Seguras.

"Ésta es una victoria. La comunidad latina fue parte de la coalición que levantó su voz para decir que "Comunidades Seguras" era algo que no queríamos tener en este estado y somos afortunados de tener un gobernador que escuchó esas preocupaciones e hizo lo correcto" enfatizó Rivera.

De igual forma el representante de la organización Se Hace Camino Nueva York Javier Valdés analizó que "la decisión del gobernador Cuomo puede alentar a que otros estados sigan los pasos de Nueva York y finalmente se suspenda el controvertido programa a nivel nacional".

Con esto, Nueva York se suma al estado de Illinois que hace dos semanas también decidió suspender programa. En California otro de los estados donde hay una marcada presencia de inmigrantes hay mucha presión para que el gobernador Jerry Brown la suspenda.

El programa "Comunidades Seguras" entró en curso hace dos años bajo la administración Obama y a la fecha, según datos revelados por organizaciones que defienden a los inmigrantes, han sido deportadas casi 400.000 personas.

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino