Las autoridades del aeropuerto Will Rogers en Oklahoma City evacuaron el viernes partes de las instalaciones y cancelaron la partida de algunos vuelos después que se descubrió una caja sospechosa en una oficina de reclamación de equipajes.

La portavoz del aeropuerto, Karen Carney, dijo que la caja se descubrió el viernes por la mañana y que había llegado al lugar un escuadrón antibombas de Oklahoma City.

Carney agregó que se evacuaron el sector de venta de boletos y de reclamación de equipajes, y que los vuelos que aterrizaban no habían recibido autorización para aproximarse a la terminal.

También se detuvo el tráfico rumbo al aeropuerto.

Carney dijo que no había despegado ningún avión desde las 9:45 a.m.

La escuadra antibombas detonará el artefacto por precaución, dijo el sargento Gary Knight, vocero de la policía. Agregó que la caja emitía un ruido fuerte cuando los policías la mojaron.

Carney dijo que el paquete era una caja de embalaje cuyos contenidos no se pudieron verificar.

El dueño del paquete ha sido localizado y el FBI lo esta investigando, dijo Luis Casanova, un vocero de la Administración de Seguridad en el Transporte.

"Creo que el paquete emitía música o algunos ruidos y eso fue lo que causó alarma", dijo Casanova.

Algunos pasajeros a los que se les impidió entrar en el aeropuerto esperaban con su equipaje en un estacionamiento cercano.

Loretta Perkins, que intentaba viajar a Lexington en Kentucky para la graduación de su nieta, había perdido su primer vuelo a Houston.

"Probablemente no llegaré a la graduación de mi nieta", dijo Perkins, de 71 años. "Esto es algo que usualmente no pasa en Oklahoma City".

___

El reportero Sean Murphy contribuyó a este despacho.