Las fuerzas militares chinas acusaron el viernes a Estados Unidos de lanzar una "guerra por internet" para hacer caer a gobiernos del mundo árabe y de otras regiones.

Las declaraciones desvían la atención de las imputaciones de serios ataques cibernéticos provenientes de China en contra de objetivos de Occidente.

Las acusaciones fueron hechas por estudiantes de la academia militar china y su exhorto al endurecimiento de las políticas de internet se dan luego de que esta semana se responsabilizara a ciberpiratas en China de comprometer las cuentas personales del correo electrónico Gmail de cientos de personas, entre ellas funcionarios gubernamentales, personal militar y activistas políticos.

Google rastreó el origen de los ataques a la ciudad de Jinan, que es sede de la escuela vocacional militar, cuyas computadoras fueron vinculadas con un ataque aún más sofisticado hacia los sistemas de Google que se registró hace 17 meses. China negó su responsabilidad en ambos ataques.

En el artículo publicado el viernes en el Diario Juventud de China, controlado por el Partido Comunista, los estudiantes de la Academia de Ciencias Militares de China no mencionan las acusaciones de Google, pero indican que los recientes ciberataques e incidentes con el uso de la internet para promover el cambio de régimen en naciones árabes parecen tener origen en Washington.

"Ultimamente, un tornado por internet ha devastado al mundo... impactando y sorprendiendo masivamente al planeta. Detrás de todo esto se encuentra la sombra de Estados Unidos", dice el artículo, firmado por Ye Zheng y Zhao Baoxian, que han sido identificados como estudiantes de la academia.

"Ante este calentamiento de una guerra por internet, ninguna nación ni fuerza militar puede mantenerse pasiva sino hacer preparativos para combatir en la guerra por internet", agregan los autores.

China necesita "manifestar al mundo su postura de principios al mantener una 'frontera de la internet' y proteger su 'soberanía en internet' uniendo todas las fuerzas avanzadas para sumergirse en el torrente arrasador de la era del uso pacífico del internet y regresar a un mundo de internet de ambiente saludable y ordenado", afirma el artículo.