Las autoridades de inmigración de Estados Unidos anunciaron que destinarán 1.300 camas adicionales para presuntos indocumentados detenidos en el sur de California.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas anunció un acuerdo para establecer una instalación en la ciudad de Adelanto a fin de aumentar el espacio para dormitorios en una región donde se captura un número considerable de inmigrantes.

Las autoridades dijeron el miércoles que intentan reducir la transferencia de detenidos a lugares distantes, a menudo fuera del estado, una práctica criticada por individuos y organizaciones que defienden a inmigrantes en tribunales.

El convenio con la ciudad de Adelanto aumenta el número de camas disponibles a más de 3.000 en la zona metropolitana de Los Angeles. Adelanto contrató al The Geo Group, de Boca Ratón, Florida, para que supervise la instalación.

"A fin de cuentas, lo que intentamos es ver que se aloje aquí a todos los que puedan ser alojados aquí", dijo Timothy Robbins, director de la oficina de campo en Los Angeles para las operaciones de aplicación de la ley y retiro del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Las autoridades de Inmigración han ampliado el espacio de detención en el sur de California. El año pasado firmaron un convenio con el condado de Orange para utilizar unas 830 camas que antes correspondían a reclusos en prisiones del estado.