Informes de ventas más débiles de lo que se esperaba por parte del sector minorista y otro gran número de solicitudes de prestaciones por desempleo produjeron un cierre mixto de las acciones el jueves, un día después de que el promedio industrial Dow Jones tuvo su mayor caída en casi un año.

Las solicitudes de prestaciones por desempleo por primera vez, una indicador de cuántas personas están perdiendo sus trabajos, se redujeron ligeramente la semana pasada a 422.000. Eso fue más de lo que esperaban los economistas y muy por encima del nivel de 375.000 que señala que la economía está creando puestos de trabajo.

"Las empresas simplemente no están contratando el mismo número de trabajadores que despidieron hace dos años, y eso lleva a un ambiente del empleo muy duro", dijo David Loesser, presidente del Grupo de Planificadores de Patrimonio, una firma de asesoría financiera en Washington Crossing, Pensilvania.

El promedio industrial Dow Jones perdió 41,59 puntos, o un 0,3%, para cerrar en 12.248,55.

El índice de referencia Standard & Poor's, formado por 500 acciones, recuperó gran parte de sus pérdidas de la mañana y cerró con una caída de 1,61 puntos, o 0,1%, a 1.312,94. El índice compuesto Nasdaq subió durante la mayor parte del día y terminó con una ganancia de 4,12 unidades o 0,2%, a 2.773,31.

Las preocupaciones de que la recuperación económica se está estancando causaron una aplastante caída el miércoles en el mercado de valores. El procesador de Nómina ADP dijo que los empleadores privados agregaron sólo 38.000 empleos en mayo, frente a 177.000 en abril. Eso, junto con una lectura de una fuerte baja en un índice clave de fabricación, hizo bajar el promedio industrial Dow Jones 280 puntos, el mayor descenso desde el cuatro de junio del año pasado.

Una serie de informes de fuertes ganancias empresariales produjeron el mejor primer trimestre del S&P 500 desde 1998, pero el índice ha perdido un 3,7% desde el 29 de abril mientras los temores sobre la economía se profundizan. El índice está todavía 4,4% arriba en lo que va del año.

Muchos inversionistas están dirigiendo su atención al viernes, cuando el informe del gobierno sobre el empleo mensual será divulgado. Los economistas esperan que la tasa de desempleo baje al 8,9% desde el actual 9,0%.

Un número ligeramente mayor de acciones cayó frente a las que subieron en la Bolsa de Nueva York. El volumen de operaciones fue de 3.900 millones de acciones.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo de referencia West Texas Intermediate para entrega en julio ganó 11 centavos y cerró en 100,40 dólares por barril.

El crudo Brent del Mar del Norte se incrementó 1,01 dólar, a 115,54 dólares por barril, en el mercado londinense ICE.

En Europa, donde los indices ya habían caído el día anterior, el FTSE-100 británico descendió otro 1,4%, a 5.847,92, mientras el DAX alemán se desplomó 2,0%, a 7.074,12, y el CAC-40 francés bajó 1,9%, a 3.889,87.

En Asia, el índice japonés Nikkei 225 cayó 1,7%, para cerrar a 9.555,04 unidades.