Rusia anunció la prohibición a partir de hoy de las importaciones de verduras procedentes de todos los países de la Unión Europea (UE) tras el brote de una infección intestinal de la que las autoridades alemanas culparon inicialmente a una partida de pepinos españoles.

"A partir de hoy entra en vigor la prohibición de importar verduras de la Unión Europea. Todas las verduras producidas en la UE serán retiradas del mercado en todo el territorio ruso", afirmó Guennadi Oníshenko, jefe sanitario ruso, a la agencia Interfax.

Según Oníshenko, el brote de una variante de la bacteria intestinal "E. coli Enterohemorrágica" ha causado ya 16 muertos, 15 de ellos en Alemania, y hay unos 1.243 afectados.

"Ésta es una muestra de que la tan alabada legislación sanitaria europea, misma a la que llaman que Rusia forme parte, no funciona", recalcó el funcionario.

Asimismo, reiteró que desde el inicio del brote de la infección quedó claro que no fueron los pepinos de España la causa del problema.

No obstante, "la versión de los pepinos españoles se divulgó de forma tajante por todas partes durante una semana entera", dijo.

El pasado 30 de mayo Rusia prohibió las importaciones de verduras procedentes de España y Alemania tras lo cual Oníshenko advirtió de que la prohibición afectará verduras de toda la UE si la situación no cambia.