Los líderes republicanos en la Cámara de Representantes presentaron el jueves una legislación que permitiría a los militares estadounidenses seguir participando en la operación encabezada por la OTAN en Libia, pero que prohibiría el uso de soldados en tierra salvo para rescatar a algún estadounidense de un peligro inminente.

En términos severos, la legislación señala que el presidente Barack Obama no dio al Congreso un "argumento convincente" sobre la operación de Estados Unidos en Libia. Exigió al mandatario que haga lo propio por escrito en 14 días.

Los republicanos dijeron que la legislación ha sido diseñada para lograr dos objetivos: descarrilar una propuesta para poner fin a la participación de Estados Unidos en la operación en Libia y señalar el descontento con el tratamiento que la administración le ha dado al Congreso.

En una dura respuesta a las críticas, el portavoz del Pentágono Geoff Morrell dijo el jueves que el secretario de Defensa, Robert Gates, "cree que para Estados Unidos, una vez comprometido con una operación de la OTAN, abandonar unilateralmente esa misión podría tener enormes y peligrosas consecuencias a largo plazo".

Obama ordenó ataques aéreos en marzo para apoyar a los rebeldes libios que luchan contra el régimen de Moamar Gadafi después de una consulta limitada con el Congreso. Más recientemente, Estados Unidos ha operado en un papel de apoyo mientras la disputa continúa entre las fuerzas de Gadafi y los rebeldes.

La Resolución de Poderes de Guerra de 1973 exige al presidente obtener la autorización del Congreso dentro de los 60 días siguientes al comienzo de las operaciones militares, un plazo que pasó el mes pasado. Presidentes anteriores, tanto republicanos como demócratas, han ignorado la ley.

En respuesta a la frustración entre los legisladores, el liderazgo del Partido Republicano armó una alternativa a la propuesta contra la guerra del representante demócrata Dennis Kucinich que proponía terminar con la participación estadounidense en el conflicto. Una votación sobre el tema se aplazó el miércoles, y funcionarios de ambos partidos dijeron que era porque la legislación de Kucinich, demócrata de Ohio, estaba ganando terreno.

La alternativa insiste en que Obama informe al Congreso en un plazo de 14 días sobre el objetivo de la misión, los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos y su justificación para no solicitar autorización del Congreso.

La resolución dijo que el presidente "no podrá implementar, establecer o mantener la presencia de unidades y miembros de las fuerzas armadas de Estados Unidos sobre el terreno en Libia."

Obama ha descartado desplegar fuerzas terrestres de Estados Unidos.

La cámara votará el viernes sobre la propuesta de Kucinich y la alternativa del liderazgo republicano.