Las autoridades navales de Paraguay decomisaron el jueves en la frontera norte con Brasil un cargamento de 2.160 kilos del anestésico lidocaína, pero un informe preliminar de la policía antidrogas señaló que podría tratarse de cocaína.

Agentes de la infantería de marina destinados al control de la navegación por el río Apa, unos 650 kilómetros al norte de Asunción en la frontera con el estado brasileño de Mato Grosso de Sul, detuvieron una embarcación boliviana con 80 tambores en cuyo interior encontraron un polvo blanco.

"El primer examen de campo con un reactivo químico dio positivo a cocaína pero necesitamos otro análisis más preciso y complejo porque tanto la cocaína como la lidocaína reaccionan de igual manera al químico que usamos", aclaró el comisario Aldo Pastore, jefe de la unidad Apoyo Técnico de la policía nacional.

No obstante, especificó que "si fuese lidocaína el polvo blanco incautado, igual su transporte es una irregularidad porque es un producto químico controlado por Salud Pública y la oficina antidrogas, porque mezclada con la cafeína produce en el cuerpo humano los mismos efectos que la cocaína".

Agregó que "estamos llevando por avión a Asunción toda la carga y posteriormente los técnicos en química darán su informe".

Pastore explicó que la carga tenía como destino el puerto de Concepción pese a que la ley sobre productos controlados --como la lidocaína-- establece que el puerto de desembarque necesariamente debe ser Asunción.

"Desconocemos dónde fue embarcado el cargamento y de dónde provenía", sostuvo.